Helsein Facility Service

Cómo hacer la puesta a punto de la piscina para el verano

Se acerca el verano y empieza la temporada de baño. Un trabajo de mantenimiento de piscina es necesario antes de poder darse el primer chapuzón. Las tareas que se tienen que realizar antes de abrirla depende del trabajo que se haya realizado durante el invierno. No obstante, para que tu piscina esté a punto debes comprobar una serie de elementos que te vamos a contar a continuación.

Revisión antes de abrir la piscina

Si vas a prepararte para la temporada de baño te recomendamos que revises:

1.- Arena de filtrado

El sistema de filtración debe estar en buenas condiciones. Para saberlo hay que revisar la arena. En caso de que esté apelmazada o quede poca necesitarás hacer un cambio antes de abrir la piscina.

2.- Equipos de cuidado del agua

Además, necesitas hacer una revisión a fondo de otros equipos que funcionan habitualmente. Nos referimos a la depuradora y los skimmers. Tienen que estar en perfecto estado para asegurar un buen cuidado durante la temporada de baño.

3.- Situación del vaso

En ocasiones, el vaso puede sufrir algún desperfecto durante los meses más fríos. Por eso se aconseja revisar algunos puntos. Puedes mirar con más detalle las paredes y el fondo, y asegurarte de que las juntas están en buenas condiciones.

¿Necesitas hacer una revisión a tu piscina? ¡Llámanos! 馃憞

Más información

4.- Limpieza del agua

Es posible que el agua esté sucia y requiera de una limpieza. Habitualmente, el vaso está cubierto por una lona durante el invierno. En ese caso es probable que no haya muchos restos en la superficie. No obstante, tendrás que limpiar manualmente las hojas, insectos y cualquier otro elemento que haya podido caer en ella.

5.- Tratamiento de choque

Es aconsejable un tratamiento de choque con un producto de acción inmediata. Puedes emplear diferentes productos (como el cloro granulado o el hipoclorito sódico). Las dosis a utilizar dependerán de lo sucia que esté el agua.

6.- Análisis del estado del agua

Además, el agua tiene que estar en buenas condiciones. Para estar seguros de ello será necesario realizar un análisis. La alcalinidad tiene que situarse entre 80 y 120 ppm. Por su parte, el pH puede moverse entre un mínimo de 7,2 y un máximo de 7,6. Para estar seguros de que la piscina está en condiciones óptimas para el baño es aconsejable realizar este análisis unos días antes de abrirla. Es suficiente con hacerlo 2 o 3 días antes. Es habitual que el nivel del cloro esté alto cuando se realiza un tratamiento durante el invierno.

Un problema que puede aparecer en algunos casos es el de las algas. Es posible realizar diferentes tratamientos. No obstante, es aconsejable contar con el asesoramiento de especialistas en mantenimiento de piscina. En Helsein nos encargamos de su cuidado. Cuenta con nuestros profesionales para garantizarte un baño seguro cada temporada.

helsein-facility-service

Sin comentarios

A帽adir un comentario